El lunes pasado, falleció una gran figura, el jugador paraguayo a causa de un paro respiratorio.  Queremos contarte acerca de su legado:

Cabañas fue todo un virtuoso del balón. El delantero brilló con los propia en cada uno de los clubes en los que jugó; no obstante, América de Cali y Boca Junior, fueron los equipos en los que se le vio en mejor forma.

Con la camiseta del equipo caleño se hizo grande y disputó tres finales de la Copa Libertadores, las de 1985, 1986 y 1987. Sin embargo, la mala fortuna del conjunto “Escarlata”, le impidió consagrarse como Campeón del continente.

Cabañas fue un adelantado para la época. Sus piruetas enamoraron a grandes y chicos que crecieron con sus goles. En Independiente Medellín también marcó su historia y tras un fugaz paso se quedó incrustado en el corazón de los hinchas del “Poderoso”.

En los últimos años, el paragua se desempeñaba como comentarista deportivo de un importante medio televisivo del su natal Paraguay.

 

"Hasta siempre ídolo albirrojo. Tu magia forma parte de la Historia Grande de la Selección Paraguaya de Fútbol”, publicó hoy en su cuenta de Twitter la Asociación Paraguaya de Fútbol.