Colombia de fútbol no pudo ante Chile en el estadio Metropolitano, y dejó escapar puntos valiosos de cara a la clasificación al Mundial de Rusia 2018.

De entrada se estimaba que iba a ser un compromiso disputado en la mitad de la cancha.  El combinado austral salió con el propósito de cortar el juego ofensivo de los cafeteros y lo logró.

Puso dos líneas de fondo que impidieron la circulación de balón en los últimos tres cuartos de cancha.

Colombia, por su parte, salió al terreno de juego con un equipo ofensivo. No obstante, la poca movilidad y profundidad de sus volantes y delanteros, le iban a costar a la hora de crear peligro en el arco defendido por Claudio Bravo (Herrera).

Sin ser muy claro en la parte de adelante, el equipo de José Pékerman mereció irse en ventaja con las dos opciones más claras del compromiso. La primera llegaría tras un centro de costado de James Rodríguez, quien la iba a poner en la cabeza de Murillo que no pudo vencer a Bravo con un certero cabezazo.

Por la misma vía, Borja la tendría en su pierna derecha, pero nuevamente el portero chileno intervendría de manera oportuna para ahogar el grito de gol de los miles de aficionados que acudieron al máximo escenario deportivo de los barranquilleros.

Para la parte complementaria, Colombia saldría con una mejor disposición. Tenía claro la necesidad de una victoria e intentó por todos los medios buscar el gol; no obstante, Chile fue superior en marca y termino por llevarse un importante resultado de la “Arenosa”.

Ahora, luego del bache futbolístico mostrado, la “Tricolor” deberá demostrar su jerarquía en el duelo del próximo martes ante Argentina. Chile, por su parte, recibirá a Uruguay en otro de los partidos decisivos.